Deportes Las disciplinas olímpicas despiden a Tokio y saludan a París

Las disciplinas olímpicas despiden a Tokio y saludan a París

La clausura de los Juegos Olímpicos despidió a sus deportistas después de dos semanas. Fuente: Tim Clayton (Corbis via Getty Images)

La jornada finalizó con una clausura llena de luces y definida como «los Juegos de la esperanza»

El Estadio Olímpico y sus deportistas cerraron  el pasado domingo los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La Ceremonia de Clausura, cargada de simbolismo, tradición, con gran luz y color, despedía así «los Juegos de la esperanza», lo que dio paso a abrir un nuevo ciclo olímpico que se desarrollará dentro de tres años en la capital francesa. «Habéis creado magia en estos Juegos. Fuisteis más rápidos, llegasteis más alto y fuisteis más fuertes porque estuvisteis juntos. Este es un poderoso mensaje de solidaridad y paz. En estos tiempo difíciles, vosotros dais al mundo el más preciado de los regalos: la esperanza. Esto nos da fe en el futuro. Los Juegos de Tokio han sido los Juegos de la esperanza, la solidaridad y la paz. El pueblo japonés puede estar orgulloso de lo que ha conseguido», comentó Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

El acto comenzó con un vídeo recopilatorio de los mejores momentos bajo las supervisiones del emperador Naruhito y Emmanuel Macron, el presidente de Francia, como máximo representante de la región anfitriona de los próximos Juegos de París en 2024.

Todas las banderas, posteriores a la de la capital japonesa, fueron entrando en el recinto. Como abanderados, a la karateca Sandra Sánchez, proclamada campeona de kata en el estreno olímpico de su deporte, portaba la enseña española junto con Damián Quintero, que finalmente no la pudo acompañar en el acto, pero sí fue partícipe en los festejos junto al resto de la delegación presente aun en Tokio.

Muchos protagonistas de estas dos semanas desfilaron como abanderados. Entre ellos destacaron el italiano Marcell Jacobs, medallista de 100 y 4×100 metros; o la neerlandesa Sifan Hassan, oro en 5.000 y 10.000 metros y bronce en 1.500, antes del propio espectáculo de luz y color en el estadio.

En un círculo lleno de colores, representando la unión mundial, un espectáculo de luces volaron por el estadio, gracias al estudio Moment Factory. Estos formaron los anillos olímpicos, mientras el centro del recinto se iluminaba para dar paso a la Tokyo Ska Paradise Orchestra. El ambiente, hasta entonces solemne, tornó en festivo mientras sonaban los acordes del ‘Himno de la alegría’, recibido con la alegría de los galardonados y demás deportistas de las competiciones.