ACTUALIDAD Rubén Diego Carrera (MoveProtection): “una startup de este tipo no triunfa a...

Rubén Diego Carrera (MoveProtection): “una startup de este tipo no triunfa a base de individualidades, por eso tras la crisis sufrida, decidimos invertir en capital humano”

Nuestras pertenencias personales nos acompañan siempre. La cartera, llaves, móvil, gafas, mochila, etc., son imprescindibles en nuestro día a día. Por ello, protegerlos es más que necesario, y, por suerte, ahora es más fácil que nunca gracias a MoveProtection. Esta potente alarma sonora antirrobo ha reinventado el concepto de seguridad. 

En OnlineNews hemos hablado con Rubén Diego Carrera, CEO y Co-Fundador de MoveProtection. Rubén, Iingeniero de Caminos, Canales y Puertos profesor de dirección de empresas en la Universidad de Cantabria, nos ha contado todo lo que hay que saber sobre MoveProtection.

Pregunta (P): Si tuvieras que describir la alarma MoveProtection en tres palabras, ¿cuáles serían?

Respuesta (R): Sin duda alguna, seguridad, tecnología y estilo.

Seguridad porque protege mucho por muy poco. MoveProtection nace con   el   propósito   de   proteger   a   las   personas   de   los   robos   de pertenencias en los espacios públicos. Vivimos en una sociedad en la que   llevamos   mucho   valor   con   nosotros.   No   únicamente   valor material, dinero efectivo, tarjetas de crédito, teléfono móvil, gafas de sol, llaves de coche, de casa, etc., sino también información íntima e incluso en ocasiones altamente sensible.

Tecnología, diseño e ingeniería 100% marca España. MoveProtection es el guardián fiel que vigila por ti cuando tú no estás, gracias a la potente alarma sonora que incorpora, con diseño compacto, ligero, ideal para ser acoplado a cualquier tipo de mochila, bolso o maletín.

Estilo porque es un gadget tecnológico sexy, con carácter propio, fabricado   mediante   un   innovador   proceso   de   fabricación aditiva sostenible con el medio ambiente, la combinación perfecta para lucir en los enseres personales de las personas más exigentes, los que buscan algo más allá de la genuina funcionalidad.

(P): ¿Qué destacarías de la alarma MoveProtection?

(R): La tremenda sencillez con la que el dispositivo es capaz de ejercer su principal   función,   actuar   como   alarma   y disuadir del robo de las pertenencias personales.

(P): ¿Cómo funciona la alarma?

(R): El dispositivo cuenta con 2 botones que sirven para activar y desactivar la alarma, el altavoz por el que emite el sonido cuando la alarma salta, un indicador LED que nos dice cuándo la alarma está lista para ser usada o cuando necesitamos cargar la batería, así como el puerto micro USB para poder recargar la batería, que en reposo dura hasta 2 semanas.

La activación es muy simple, el usuario debe tocar cualquiera de los 2 botones   para   sacar   a   MoveProtection   del   letargo,   acto   seguido   debe introducir una clave de 4 pulsaciones, usando a su antojo los dos botones del dispositivo. Esta clave es la que desactiva la alarma en caso de sonar el dispositivo. Una vez introducida la clave, el dispositivo parpadea durante 15 segundos, tiempo que tiene el usuario para colocar MoveProtection en la pertenencia que quiere proteger (bolso, maleta, portátil, bicicleta, etc.). Se puede colocar en el exterior de la pertenencia colgado a modo de llavero, encima de la pertenencia o incluso oculto dentro de la pertenencia, a elección del usuario. Una vez activada la alarma, si alguien toca levemente la   pertenencia   protegida,   el   potente   acelerómetro   de   MoveProtection detectará el movimiento y la alarma saltará, emitiendo un molesto ruido de 90 dB que ahuyentará al ladrón.

(P): ¿Qué pasos distéis hasta llegar a ella?

(R): El   camino   no   ha   sido   nada   sencillo   para   nosotros,   por   varios   motivos además. Para contextualizar, es importante saber que todo comenzó en 2019, en el concurso de emprendimiento +Talento Besaya, en donde actué como conferenciante y jurado. Casualidades de la vida, el ganador del concurso  fue alumno mío en la Universidad de Cantabria, embelesó al jurado por unanimidad con una idea incipiente cuya música sonaba muy bien, pero que visto en retrospectiva, estaba tremendamente verde. Se llamaba MoveProtection esa idea.

Después del concurso hablé con él y le propuse ayudarle tanto técnica como económicamente para desarrollar la patente, los primeros prototipos y salir al mercado. Lo comenté con varios amigos y socios en otras empresas, y fuimos varios los que invertimos en el proyecto.

Nosotros venimos del mundo de la ingeniería civil, nos hemos enfrentado por primera vez a grandes retos que nos han sacado fuera del punto de confort, ha sido un duro camino en donde en varias ocasiones hemos estado a punto de tirar la toalla y dar por perdida la inversión, pero la pasión ha podido   más   que   la   frustración   y   finalmente   hemos   logrado   sacar   un producto muy sólido al mercado, con el aprendizaje de todo el camino en nuestro haber. Estamos tremendamente felices por ello.

(P): ¿Quién está detrás de este revolucionario producto?

(R): Durante un año la cara visible fue la de Constan, mi ex alumno, el ganador del concurso de emprendimiento. El resto éramos meros inversores que le dotábamos de   todos   los   recursos   técnicos   y   económicos   para   que   el proyecto viese la luz. Pero en esta vida no es oro todo lo que reluce, las cosas   no   fueron   bien,   perdimos   una suma importante   de   capital   y   el desarrollo de MoveProtection no daba ni de lejos para salir al mercado, motivo por el que a mediados de 2020 el proyecto sufre una crisis interna, nuestro compañero abandona el proyecto y somos el resto de socios los que decidimos asumir el desarrollo del producto.

Actualmente soy la cara visible del proyecto, junto a Esteban López, Dr. Ingeniero   de   caminos,   canales   y   puertos. Ambos   somos   los   principales inversores. Después   tenemos   como   compañeros   de   viaje   a   un   grupo inversor que recientemente se ha subido al barco, así como un conocido personaje público que también mostró su apoyo desde el minuto cero.

Como te he dicho, venimos del mundo de la ingeniería civil, yo también soy ingeniero de caminos. En 2009 fundé mi primera empresa de ingeniería y actualmente   soy   socio   de   varias   empresas   en   torno   al   mundo   de   la consultoría y la ingeniería. Desde 2010 soy también profesor asociado en la Universidad   de   Cantabria   en   el   área   de dirección de empresas para ingenieros. Como puedes ver, de electrónica y desarrollo de productos más bien sabemos poco.

Pero una startup de este tipo no triunfa a base de individualidades, por eso tras   la   crisis   sufrida, decidimos   invertir en capital humano, talento especializado en distintas ramas  para poder abordar  el diseño final de MoveProtection. Contamos con el ingeniero de telecomunicaciones Carlos Patiño, experto en el desarrollo de placas electrónicas, así como Alejandro Bedia, ingeniero civil e ingeniero mecánico, artífice del diseño geométrico estructural del dispositivo.

Y después está la parte creativa y el marketing. Contamos con un equipo bien armado, Aida Pérez y su equipo (Uni2) es quien se encarga de las creatividades y gestión de las redes sociales, y Pedro Serrano con su equipo (Palo Seco), se   encarga de la gestión analítica de las campañas de marketing digital. Los aspectos relativos a website y servidores son responsabilidad de la Alba y Hugo (Axolot).

Después de esta fase inicial del lanzamiento, nuevamente nos echaremos los socios principales del proyecto a un lado y la gestión de MoveProtection pasará a manos de nuevo de un CEO que nos ofrezca garantías, esa es la hoja de ruta en este momento.

(P): En toda creación de un producto hay anécdotas, ¿tenéis alguna que podáis contar?

(R): Sin entrar en demasiados detalles, la más importante ya la he explicado en la pregunta anterior. La tremenda crisis interna a la que llegamos con nuestro socio, después de no dar con la tecla en el desarrollo del producto.

Como dato anecdótico a mayores, hace ahora un año contábamos con los primeros prototipos y nos lanzamos al mercado a través de una campaña de crowdfunding, en donde los usuarios tenían un periodo de tiempo para comprar MoveProtection antes de estar fabricado. Esto es muy habitual en el   mundo   de   las   startup   tecnológicas,   y   nos   pegamos   un   batacazo tremendo,   ya   que   no   teníamos   la   experiencia   necesaria. Abortamos   la campaña   cuando   ya   teníamos   más   de   100   ventas   comprometidas, evidentemente devolvimos el dinero a todos. Nos dimos cuenta que el producto estaba muy lejos de los estándares mínimos de calidad que podíamos lanzar al mercado, así que por suerte el primer lanzamiento fue cortado de raíz. Incluso salimos en un medio de comunicación a nivel nacional dada la novedad tecnológica que hay detrás de MoveProtection.

Por suerte hoy estamos aquí. Un año más tarde, con mucho esfuerzo y una inversión total 10 veces más elevada de lo que nos contaron en aquel concurso de emprendimiento, pero con una tremenda pasión por haber desarrollado una solución real a un problema social como es el robo de las pertenencias personales. Más los aprendizajes que nos llevamos, que sin duda nos han permitido crecer mucho en nuestro camino empresarial.

Ahora nos toca vender, crear una marca que impacte y conecte con la sociedad, que aporte valor a cuantas más personas. Es el momento de la verdad, el mercado es soberano y MoveProtection es una realidad que ha llegado para quedarse.